Imagen obtenida con TCI

Nature Library

Puedes conseguir el libro completo aquí.

La transcomunicación, ese gran misterio

De todos los misterios que he escuchado o leído, hay uno en el que tengo especial interés.

Cuando se habla en programas de radio y televisión especializados en lo paranormal, con frecuencia cuentan con gran asombro del caso de un matrimonio de experimentadores de Transcomunicación instrumental que dicen haber logrado contactar con el más allá, e incluso afirman que una entidad de ese otro lado se comunica con ellos.

La primera vez que escuchas la historia te quedas fascinado.

Por ponerte en antecedentes

La transcomunicación instrumental consiste en entablar contacto con supuestas entidades del más allá por medios tecnológicos, principalmente grabaciones de audio e imágenes. El concepto va más allá que el de sicofonía, porque algunos investigadores de las TCI aseguran que entablan contactos con el más allá y mantienen conversaciones.

Uno de los casos más conocidos es el del matrimonio de investigadores Luxemburgueses Maggy y Jules Harsch-Firschbach, que afirman que en sus experimentos han llegado a contactar con entidades del más allá con quienes mantienen una comunicación constante.

Todo comenzó en 1987, cunado Maggy afirmó recibir mensajes de una amiga difunta en el contestador automático de su teléfono. A raíz de ello fundaron el CETL Centro de Estudios de Transcomunicación de Luxemburgo.

De acuerdo con estos investigadores, consiguieron contactar con una entidad del más allá llamada “El ingeniero”.

Este les explicó que los muertos van a un planeta llamado Marduk, que está rodeado de un río al otro lado del cual hay infranqueables montañas.

Allí los humanos tienen un cuerpo y pueden mantener incluso relaciones sexuales, pero no pueden tener hijos.

Hasta aquí todo bien (es un decir).

Sobre todo por lo del sexo sin fecundación.

Investigando un poco sobre el tema encontré un artículo muy interesante de un investigador llamado Alfonso Galeano, en le que planteaba una duda bastante razonable al respecto.

Al parecer, el investigador encontró gran similitud entre la información obtenida por el CETL en sus comunicaciones con el más allá y la contenida en el argumento de la serie de novelas llamada El mundo del río escrita por Philip José Farmer, en 1971.

Extrañas coincidencias

Las similitudes son “asombrosas”, como por ejemplo:

  • Ambos planetas se hallan bordeados de un río rodeado de montañas infranqueables
  • En ambos mundos se encuentra Sir Francis Richard Burton.
  • Tanto en Marduk, como en Mundo del Río viven tanto terrestres, como extraterrestres y toda suerte de entidades no humanas fallecidas. Habitan una gran ciudad que se extiende a lo largo de la del río y se reagrupan por afinidades.
  • Como comenté antes, en MArduk/El mundo del río, se pueden mantener relaciones sexuales, pero no puede concebirse descendencia, por lo que los difuntos dueños de fábricas de condones son sus habitantes más apáticos (esto último es una deducción lógica mía).
  • Los individuos varones carecen de barba y bigote. Esto convierte a los ejecutivos de Wilkinson y Gillette difuntos en el segundo grupo de habitantes con mayor desmotivación. También conlleva que la broma “Oye, ¿sabes quién se ha dejado bigote..?” haya caído en desuso,  convirtiendo a su creador en el tercer grupo (unipersonal) de individuos más tristes del planeta Marduk.
  • Al parecer hay un personaje llamado “El pescador” que está en ambos (en el Mundo del río y en Marduk). No se aclara si tiene algo que ver con el Capitán Iglo o con el Capitán Pescanova.
  • En Mundo del Río hay una religión llamada “Iglesia de la Segunda Suerte”, mientras que en Marduk también hay una religión que se llama “Iglesia de la Segunda Esperanza”. Esto ya empieza a parecerse al chiste de “¿En qué se parecen un tren y una silla?: En que el tren pasa por Kansas City y las silla es por si ti cansas”. Ahora entiendes porqué me medico.

Como ves, no son pocas las coincidencias. La verdad es que hacen que la navaja de Ockham se convierta en una motosierra.

Además, algunas imágenes que obtuvieron haciendo TCI con vídeo coincidían con otras de lugares o personas de aquí, pero siendo sometidas a filtros y manipulación mediante software de tratamiento de imágenes.

Pero aun así siempre hay que escuchar a ambas partes.

¿Qué dijeron los Mardukianos?

Pues por lo visto, en uno de los transcontactos, la entidad espiritual Swejen Salter dijo que el novelista Philip José Farmer podría haber estado inspirado por las entidades del “Más Allá” para la realización de la novela.

Sin embargo, según el artículo del señor Galiano, el investigador francés Rémy Chauvin contactó personalmente con Farmer preguntándole sobre ese extremo, y éste contestó que cuando escribió la novela, hacía casi 3 décadas años, no tuvo o sintió ninguna inspiración especial para redactarla.

El libro fue escrito antes del primer contacto en el que se habló de esto, y el autor siempre negó que sus obras fueran fruto de contacto con entidades sobrenaturales.

Dejo un enlace de la wikipedia por si quieréis ampliar información, pero son unas novelas muy conocidas en el mundo de la ciencia ficción

Esta información me consternó. ¿Cómo es que había escuchado una y otra vez hablar de este tema en mis programas de radio favoritos, pero nunca había oído hablar de la duda razonable del señor Galiano? Si yo había podido encontrar esta información con una simple búsqueda en Internet, ¿cómo era posible que los periodistas, expertos en buscar información, que hacían esos programas, no hubieran dado nunca con estos datos?

Desde entonces me propuse como meta esclarecer esta cuestión.

Esto no quiere decir que piense que todos los casos son falsos. Eso sería una inducción falaz. Hay casos interesantes, como el de Marcello Bacci, que ha sido estudiado por Mario Salvatore Festa, catedrático de Física Nuclear de la Universidad de Nápoles, o las investigaciones de Daniele Gullá, uno de los máximos expertos en reconocimiento y estudio de voces y sonido, que trabaja para la policía italiana, la interpol o el FBI.

Gullá comparó voces captadas en las sesiones de transcomunicación de Bacci que decían ser determinadas personas fallecidas con grabaciones de esas mismas personas cuando estaban vivas que conservaban sus familiares.

El aparato fonador de cada persona es único, por lo que su voz tiene un perfil sonoro característico. Por eso los análisis de voz tienen validez como prueba en un juicio.

Pues bien, en algunas de las pruebas que efectuó el perito italiano la coincidencia entre la voz obtenida con TCI y la voz de la persona viva era superiod al 90%, por lo que en un juicio habría servido como prueba incriminatoria.

Gullá llegó incluso a comparar una voz obtenida con TCI que se identificaba como Marconi, el famoso inventor de la radio, con le registro sonoro de una conferencia pronunciada por este en 1936, obteniendo una coincidencia del 97%.

El misterio más grande de todos.

Esta meta, que ya casi se ha convertido en un hobby, me ha deparado momentos memorables, a la par que frustrantes.

El primero de ellos sucedió un viernes de madrugada. Era una de esas escasas ocasiones en las que estaba escuchando en directo el programa Espacio en blanco, porque normalmente lo escucho en el podcast, pues a esas horas me pongo la radio y caigo dormido ipso facto, pero ese día, no me acuerdo porqué, me hallaba despierto.

Como quiera que comenzaron a hablar de este tema y dieron el teléfono para llamar y dejar preguntas, me lancé hacia el teléfono, frenético.

Unos minutos más tarde me cogieron la llamada. Reconocí la voz del periodista Fran Contreras al otro lado del teléfono, que e hallaba echando un cable con la recepción de llamadas. Me puse nervioso. Cuando me preguntó que qué pregunta quería hacer a los invitados tragué saliva y me lancé:

Quería preguntarle al invitado sobre su opinión respecto a la TCI y el fraude del planeta Marduk.

“¿El fraude del planteta Marte?” contestó extrañado mi interlocutor.

“No, Marduk” intenté corregir.

“Bien bien, les paso la preguna” y colgó, seguramente pensando que le había tocado el chalado de turno.

La escena me recordó a una vez que un amigo mío tuvo el atrevimiento de pedir un bocadillo de bacon en el camping Rocío Playa, sito en la localidad de Almonte. A continuación reproduzco el diálogo íntegro, siendo la A mi amigo y C, el camarero detrás de la barra.

A: ─Hola, ¿me pone un bocadillo de Bacon?

C: (Lanzándole a mi amigo una mirada de suspicacia homicida) ─¿Ein? ¿Bacon?

A: (Con cara de “no salte usted de detrás de la barra señor garrulo que no es un insulto) ─¡De panceta, de panceta!

C: (Con tono conciliador y gesto de “ahora sí lo he entendío”) ─¡Aaah! Panceta, panceta.

El segundo momentazo, en el que casi toqué el cielo, fue cuando, en la pasada temporada del programa de radio Milenio 3 abrieron una sección llamada Milenio 3 responde, aunque yo la hubiera llamado Milenio 3, responda otra vez, en honor al famoso programa televisivo 1, 2, 3, del reconocido amigo de Íker Jimenez, Chicho Ibáñez Serrador, y todo hubiera encajado como un puzzle sideral.

Pero no encajó.

En esta sección los periodistas del programa respondían a preguntas de la audiencia, así que pensé: esta es la mía, y les mandé un correo electrónico esbozando esta cuestión.

Para mi sorpresa recibí una contestación de Javier Pérez Campos, colaborador del programa, indicándome que me llamarían para contactar conmigo y coger el corte de voz para incluir la pregunta en la sección.

Yo, ilusionado, como el buen pamplinas que soy, me pasé un mes yendo  a todos lados con la pregunta redactada en un papel, para poder dar los datos exactos de la cuestión cuando me llamaran, cosa que nunca pasó.

Lo cierto es que, a día de hoy, sigue sin desvelarse el misterio de por qué cuando hablan de transcomunicación instrumental y del planteta Marduk en los programas de misterio o en los libros, nunca sacan a relucir su simililtud con las novelas de por Philip José Farmer.

 ¿Y tú, qué opinas de este caso? ¿Piensas que se trata de un fraude o por el contrario de una increíble coincidencia?

¡Deja tu opinión en el hilo de comentarios, y gracias por compartir este artículo en las redes sociales utilizando los botones de abajo y ayudándome así a que esta información llegue a más gente!