​En inglés hay una expresión, bullet dodged, (bala esquivada), que hace referencia a como se evita un problema por los pelos.

En el caso de la gente de mi generación, hemos esquivado una bala, por lo menos del calibre de un obús, al no haber disfrutado de internet y las redes sociales en nuestros años mozos​.
Que sí, que vale que no hemos podido ligar por facebook, tener cibersexo, ni jugar online al Candy crush, pero cuando termines de leer el artículo suspirarás aliviado/a, créeme.

After, esa onvra

​Todo viene porque el otro día vi que el fenómeno editorial del momento​ es una novela llamada After.

Al principio creí que se trataría de una novela que iba sobre los asiduos a un after hours.

La cosa prometía, pero igualmente podía resultar decepcionante.
Cuando uno va a un after piensa que vivirá exóticas aventuras si sobrevive a la posibilidad de acabar cosido a puñaladas, y a al final lo que encuentra es a gente con botellas de agua en la mano y con las pupilas como paelleras, que permanecen estáticos o bailan con frenesí, personajes pintorescos o fiesteros quincuagenarios se aferran a su pasado, y demás fauna.

​Pero resulta que no iba de eso. No señor. Se trata de un fanfiction sobre el grupo One Direction escrito ​por una muchacha de Texas.
entonces mi percepción del asunto cambió.

​Ciertamente no he leído After, pero la imagino como algo así:

«Hola zagala, Soy Jorri Stoils, una marca original como Ricky Rouse y el Pato Monald, y vego a cubrite, aunque te lo diré finamente después de un ritual de cortejo de los güenos, ahí, con su tira y afloja y su tal que si cual.
Aunque lo alargue 750.000 capítulos, no te preocupes que al final te pongo a 20 uñas, tu tranquilarrrrrrr​…»

tumblr_m5bj56jUmm1ql8tcho1_500_large-e1339214221489.jpg

Palabra de Harry Styles

Por lo menos, los nacidos en 1980 o antes ​hemos tenido suerte.
Alguna ventaja tenía que tener no disponer de tanta tecnología. En nuestro caso, la de no tener una muerte neuronal masiva por aguantar fanfictions de estos enengendros grupales que a continuación te relato (no necesariamente en orden cronológico).
Hazte una idea de lo que habría supuesto para tus meninges

​back street boys​

images?q=tbn:ANd9GcRApS36oUiCTY1lQxDhTDy0TbfUVOBAcE4EmuzoCKsSBpz-PaeK

Evribaaaareeeeee….

​Spice girls

spice-girls-1.jpg

Si quieres ser prespitutaaaaa…

Take that

Take-That-the-90s-boy-bands-2565709-640-480.jpg

El de abajo del todo no sabía ni dónde estaba…

New kids on the block

nkotb.jpg

-¿Illo, de qué nos vestimos? -Tú improvisa

Bom bom chip (con las posibles implicaciones pedófilas que conllevaría)

bom-bom-chip-discografia-249788ac-92d5-4960-8861-e420d9199485.jpg

Parchís (selebro, estalla)

45587-656-550.jpg

ABBA (que nunca pude entender como triunfó un grupo con nombre de legumbre)
68890300_ABBANEW_15535c.jpg

Los Chichos (cualquier excusa es buena para reciclar esta genial animación)

Los Bravos (un respeto, puede que seas el hijo no reconocido de alguno de ellos; por tu bien espero que no del de las gafas)
bravos3.jpg

Como has visto, conforme retrocedemos en el tiempo la perspectiva es cada vez más y más pavorosa.

Ahora puedo imaginar como todas las mushashas que fantasearen, de haber existido redes sociales en los 70, con Enrique del Pozo en uno de estos fanfiction…

(Si observas las sucesivas portadas de sus discos puedes ver como a lo largo de su carrera se les fueron enderezando las cervicales)

Si observas las sucesivas portadas podrás ver como se les fueron enderezando las cervicales

Ana siempre tuve un cuello más fuerte

(Aquí casi pueden mantener el cuello recto con el apoyo de la pared)

(Este disco se iba a llamar “Gracias señor fisioterapeuta”. Si miras fijamente la portada es como si te hubieras tomado un tripi)

…habrían tenido serios problemas de conciencia de mayores al ver esto

Finalmente incurriríamos en los terrenos de la ciencia ficción ¿Cómo sería el fanfiction de una ameba cantora? Bueno, en realidad creo que para saberlo bastaría con leerse cualquier fanfiction de Justin Biever.

En fin, que si te has sentido afortunado generacionalmente o simplemente has disfrutado leyendo este desvarío mental, compártelo en las redes sociales usando los botones de abajo.

Jorri Stoils te lo agradecerá (y lo mismo hasta te cubre).