Hola, la semana pasada, en esta entrada

http://historiasquenocontariaamimadre.wordpress.com/2013/03/11/efectos-colaterales-de-50-sombras-de-grey-one-more-time/

en la cual hablábamos de las desventuras de una pobre copycat de las escenas “jeróticas” de 50 sombras de Grey, a modo ilustrativo se mostraba la siguiente imagen

Esta era la imagen del chiste siberiano

que hacía referencia a un chiste siberiano clásico, el equivalente a las cintas de Arévalo (¡ese onvre!)  que se vendían en las gasolineras aquí, en Ejpañña, pero que se las venderían para llevarlas en el quitanieves o en los trineos, o en lo que coño usen en Siberia.

Cosa más rancia no encontraréis en el espacio-tiempo

Cómo me consta que más de uno y más de dos se quedaron con toda la intriga de conocer el gracejo eslavo, os dejo la  solución, para que lo resolváis de forma interactiva.

Tan sólo teneís que iros a este enlace del traductor de google

http://translate.google.es/?hl=es#ru/es/

y copiar y pegar la frase en la cajita en que pone “ruso”.

У меня сильно чешется вагина.

La segunda frase (Похоже от випитого понче.= Será por el ponche) mejor os la digo directamente, dado que la gramática es algo complicada, y, a pesar de contar con el asesoramiento del amigo Alexandr, nativo de la ex Unión Soviética, el traductor de google se hace la picha un lío, y lo que acaba diciendo no tiene sentido.

Creo que, entre otras cosas, el problema viene de que en Rusia no existe el ponche (no es coña).

No encontraréis de esto en Vladivostok

Si es que ellos son más de vodka, qué le vamos a hacer.

De hecho, cuenta la leyenda, que una vez un extranjero pìdió allí un ponche, y el camarero salió del bar, le aparcó un deportivo en la puerta, le tendió las llaves y le acusó de gangoso.

Hoy tengo un mal día, sí.

¡Ala! y ya teneís vuestro chiste siberiano completo. Es que estos de Siberia, a pesar del frío que pasan, son unos cachondos redomados. Que tíos.

Si es que para qué quiere uno la playa teniendo una buena taiga siberiana…