Tal y como contábamos hace unos días en la primera parte de este artículo sobre el libro más polémico de la iglesia católica en Europa, Cásate y sé sumisa,  la publicación por parte de la editorial Nuevo Inicio, perteneciente al Arzobispado de Granada, ha generado una polémica que aún hoy resuena en Internet y demás medios.

Con la celebración ayer del día internacional contra la violencia de género, un tema tan sensible en nuestro país, la cuestión no ha hecho sino cobrar relevancia.

A estas alturas deben ser muchos los que piensan que al Arzobispo de Granada más le valdría publicar el libro Cállate, y sé surfista, y seguir al pie de la letra sus recomendaciones.

casate-y-se-sumisa-parodia-humor

Si queréis conocer más sobre el libro, aparte de consultar la primera parte de este artículo, podéis también echar un vistazo a este otro que está bastante bien, Siete claves sobre cásate y sé sumisa, que hace un buen resumen general del asunto de este libro sobre relaciones matrimoniales de la iglesia católica.

Incluso Anonymous ha tomado cartas en el asunto emitiendo un comunicado tan molón que recuerda a una película tipo Matrix o V de vendetta.

Hasta el propio Ayuntamiento de Granada ha emitido un comunicado condenando el libro.

Ya se han generado incluso leyendas urbanas alrededor del libro que insta a las católicas a ser sumisas en su matrimonio a raíz de una broma de los malandrines de la revista El Jueves.

«Mujer, practicarás felaciones a tu marido siempre que te lo ordene. Pero cuando lo hagas, piensa en Jesús. Recuerda: ¡No eres una pervertida!». Eso es lo que reclama en su nuevo libro Francisco Javier Martínez, arzobispo de Granada. La obra se titula“Cásate y sé sumisa”, y aunque lo escribe la italiana Constanza Mitiano, viene editada por ‘Nuevo Inicio’, la editorial que preside el arzobispo. Más de 200 páginas cargadas de polémica.

Comenzó a expandirse vía menéame.

Y ahora podemos encontrar páginas web que no se han molestado en informarse y difunden esto como una verdad.

Y la cosa comenzó a desvariar, y mucha gente, ya sea por falta de información o por intereses políticos o ideológicos, ha comenzado a divulgar este bulo, que a todas luces es ilógico, porque una editorial católica no editaría un libro en el que se mencionara la palabra felación, menudos son para eso, como ya contamos en la entrada pasada, que para escribir el manual católico de sexualidad Sexo santo cambiaron las palabras pene y vagina por “El Pipino y la Pipina”, alegando que eso le quitaba seriedad al asunto y le daba un toque lúdico que retrotraería al lector a la inocencia de la infancia, con lo cual no hicieron sino aumentar aún más la confusión de miles de católicos en lo que a la sexualidad se refiere.

El número de ingresos en urgencias debidos desgarros por coitos nasales y auditivos se incrementó después de la publicación de este libro en un 50%, o eso asegura nuestra principal fuente de información, por todos conocida, sí, el émulo murciano de Ronald Macdonald que padece un serio desequilibrio mental. Un tipo con una credibilidad intachable. Que lo sé yo.

En los pasillos de las salas de urgencias se acumulaban los sufridos creyentes en camillas, que miraban al cielo e imploraban con frustración: ¡Dios mío, pero qué diantres es el Pipino!

payaso-decadente

Sí, yo lo sé de buena mano.

Además, tan sólo hay que fijarse que en su artículo, El Jueves no da el nombre verdadero de la autora, cambiando el apellido Miriano por Mitiano.

Otros, como el blog “La oveja feroz”, han aprovechado para cachondearse un poco del tema, proponiendo una sugerente segunda parte para el libro:

Después del éxito arrollador del libro Cásate y sé sumisa, de la italiana Constanza Miriano, llega una secuela al más puro estilo celtibérico: “Chúpasela, que se lo merece”, de la periodista española Asunción Escrivá, devota de las siervas de María y de José. Esta española, queriendo ir un paso más allá de la católica italiana, propone que debe dársele placer al esposo en la forma que a él más le gusta, y que esa forma es la felación. Una felación bien hecha, manifiesta su autora en un pasaje del libro, “puede hacer que nuestro marido esté en el cielo durante unos momentos”, una especie de “preview” de lo que espera a los hombres católicos de este planeta

humor-sexualidad-catolica

Me parece una estupenda campaña de marketing. A mí me haría replantearme mi falta de fe(lación). Lo siento, el chiste venía solo.

Sin duda estamos ante el típico efecto bola de nieve absurda, a partir de una palabra, ‘sumisa’, en torno a un libro que nadie nos hemos leído pero que despierta reacciones viscerales en la pipol, tipycal spanish. Los políticos aprovechan la polémica del libro como cortina de humo para desviar la atención de problemas reales como la crisis, para que parezca que así hacen algo.

Los afines lo defienden a capa y espada el libro de Constanza Miriano y dicen que la gente se mete con los católicos pero no se mete con el islam (típico argumento absurdo), 

Los contrarios se rasgan las vestiduras, y el resto nos asombramos una vez más con una sonrisa ante el absurdo de la existencia.

Sin saberlo,  con esta petición, la Junta de Andalucía está aplicando la vieja doctrina de “lo que se resiste, persiste”.

Y es que si no se censura el Mein Kampf o la literatura filonazi, sería abusrdo que censuraran este libro que, si simplemente lo ignoraran, sería inofensivo y en unas semanas quedaría olvidado en la vorágine informativa a la que nos vemos sometidos, pero que ahora está cobrando una relevancia que amplificará el poder de su mensaje.

Bastaría con una aclaración pública sobre le contenido y con que le cambiaran el título a siguientes ediciones, porque, a fin de cuentas, ¿dónde empieza y donde termina la libertad de expresión? ¿Qué habría que hacer entonces con la infinidad de títulos de literatura erótica seudo sado que contienen en su título la palabra sumisa? Y con novelas como 50 sombras de Grey, que a pesar de ser ficción están sirviendo de referencia a muchas personas en sus prácticas sexuales, y que contienen comportamientos en los que la línea entre el abuso y las relaciones sanas entre adultos podría no estar muy bien definida, como han demostrado ya noticias como esta.

Y en mitad de esta vorágine quien se tiene que estar frotando las manos es la editorial Nuevo Inicio con la publicidad que está obteniendo de la polémica, que está disparando las ventas, y es que, no en vano, la iglesia es una de las instituciones con mayor experiencia en marketing y en generación de ingresos, como ha demostrado a lo largo de la historia.

papa-ambicioso-humor

Podéis ver la tercera parte de ambos artículos aquí (incluye citas textuales extraídas del libro).