La terrorífica historia_opt

Esto de ser blog de nicho, es lo que tiene, que de cara al SEO tienes que meter palabros relacionados con tu género por doquier para que tu artículo llegue al público adecuado y no se quede perdido en el que, según los entendidos, es el mejor sitio para esconder un cadáver (porque nadie mira): La segunda página de resultados de Google.

Si eres asiduo al blog, te habrás pensado que hoy te traía otro de los microrrelatos de terror con los que suelo dejarme caer en vez en cuando.

Hoy no es el caso.

La terrorífica historia que vengo a contarte, en realidad no lo es tanto.

De hecho a mí me recuerda más a cierto chiste.

Sí, intuyes bien, te lo voy a contar.

Y será malo. muy malo.

Todavía estás a tiempo de salir corriendo.

Un agricultor trabajaba para un terrateniente con una azada labrando el campo.

Un día se pasó el terrateniente, se quedó mirando, pensativo, y le dijo:

—Se me ocurre que, si a la vez que labras te pongo una bolsa de semillas en el culo, si lo vas meneando irás sembrando a la vez.

El hombre, con el cambio implementado, continuaba trabajando el campo, ahora desempeñando su nueva tarea adicional.

Otro día se volvió a pasar el jefe.

De nuevo se quedó pensativo, mirándole, y le dijo:

—He pensado que, si en el pecho, te cuelgo una mochila con abono, puedes ir, a la vez, abonando el campo.

El hombre no daba crédito.

Continuó con sus tres tareas, y las jornadas de trabajo se convirtieron en algo aún más agotador.

Un día, al ponerse el sol, llegó a su casa derrengado, y encontró a su mejor amigo en la cama con su mujer.

El amigo del agricultor, en seguida, saltó de la cama profiriendo excusas para protegerse, que si “yo no he sido”, que si “no es lo que piensas”.

El hombre levantó las manos para tranquilizarlo y, con gesto cansado, le dijo:

—Shhh… calla hombre calla. Yo lo único que quiero es que no se entere mi jefe, que si no, me instala un riego por aspersión en los cuernos…

Pues el terrorífico cuento del hombre orquesta es algo así, pero encima autoimpuesto, pero con alegría, oiga.

Y es que, al mantenimiento del blog, tengo que añadir la futura (espero que sea un futuro no muy lejano) de la novela corta que me ha encargado cierto justiciero: Diario de un superhéroe sevillano.

Además, emulando al labriego, tengo la corrección de mi nuevo libro, que los suscriptores del blog estáis leyendo por entregas mensuales (si no eres suscriptor y quieres leerlo, suscríbete aquí).

Pues, por si fuera poco, ahora me he metido en un nuevo proyecto, del que nada diré, porque todavía no es nada seguro, pero que, de cuajar, podría significar mi paso de escritor indie a escritor híbrido, y no es que me vaya a ir a vivir a Innsmouth porque me han salido agallas o, en su defecto, a Ochavillo del Río (esto solo lo pillarán los más cthulianos o los que hayan leído Imposible pero incierto).

Vamos, que estoy escribiendo, simultáneamente a todo lo anterior, otro libro.

Y sí que tendrá algo de terrorífico. Bueno, más bien estará relacionado con el misterio y los fenómenos paranormales.

Onemortime, ya sabes, como este otro libro de misterio paranormal que escribí.

terrorífica-historia-paranormal-tapa

A esto súmale determinadas circunstancias personales que requieren algo más
de tiempo por mi parte, y te sale como resultado eso, el hombre orquesta.

Esperemos que la música suene bien.

Ya te iré contando.

A más ver

R. R. López