Como sabes, en este blog hablamos de historias, independientemente de cual sea el formato.

Hoy vengo a hablarte de una película de animación que encontré de casualidad y que me ha convencido gratamente: El apóstol.

Te la recomiendo por varios motivos.

En primer lugar, porque es una historia sobrenatural, con tintes de terror gótico, pero muy a la española, tanto que casi parece que estás viendo una leyenda de Bécquer, incluyendo elementos de la mitología popular gallega.

Otro de sus valores radica en que tiene una atmósfera muy bien conseguida, y un guión muy bueno con diálogos muy bien construidos.

Se trata por tanto de una delicia para pasar una tarde o sobremesa de lo más entretenido, que te tendrá intrigado (cosa difícil con las películas de terror y misterio en los tiempos que corren), mostrando más que insinuando, hasta que desentrañes el misterio que envuelve a un pequeño pueblo cercano al camino de Santiago, y el sentido de su lema: Hay condenas de las que no se puede escapar.