historia corta de miedo

Imagen original de Petri Damstén

Hoy te traigo un relato terrorífico que bien podría estar basado en testimonios reales de algunas personas que sufren episodios de visitantes de dormitorio o que dicen haber tenido encuentros con lo que se denomina “gente sombra”, entidades demoníacas que se aparecen como siluetas negras con ojos luminosos.

También podría encajar en un canon de terror más clásico, aunque no te digo el género para no quitarle la gracia.

En cualquier caso se trata de pequeño cuento corto de miedo, muy cortito, tan corto que se desarrolla en una única (y espero que escalofriante) frase.

Ya abordé un reto similar en mi artículo Un microrrelato, un desafío.

Así que no te llevará tiempo leerlo, menos de 5 minutos, y podrás disfrutarlo en cualquier descanso.

La idea se me ocurrió hace unas semanas, cuando me desperté por el escozor de una picadura de esos terribles vampiros nocturnos que son los mosquitos.

Espero que disfrutes con esta terrorífica experiencia, y que me dejes tus impresiones o tus propios cuentos en el hilo de comentarios

Encuentro en la noche

Cuando despertó en mitad de la noche, al ver la silueta de oscuridad y ojos rojos que se recortaba en el hueco de la puerta,  supo que aquellas dolorosas marcas en el cuello, con las que amanecía últimamente, no se las había hecho un mosquito.