sebastian-cuevnas-centro-civico-novela-terror

«La puerta del búnker se alzaba majestuosa ante mí. Hundida bajo el nivel del suelo como estaba, y flanqueadas las escaleras que subían hasta la altura de la acera por dos muros de ladrillo macizo, el centro cívico era, sin duda, una fortaleza inexpugnable».

Extracto de Historias que no contaría a mi madre—

novela-de-humor-escenario-real

«Legañas como quesos de bola y un poco de resaca. Eso era todo lo que me había deparado el despertar de aquel día nuboso y gris. Jaimito había acudido como siempre puntual a nuestra cita para ir a estudiar a la biblioteca del centro cívico, que era uno de los pocos sitios en los que podíamos estudiar en domingo. La proximidad de los exámenes de diciembre hacía que, salvo excepciones como la juerga de la noche anterior, los fines de semana se convirtieran en rutinarias estancias en los pupitres de la biblioteca».

—Extracto de Imposible pero incierto (una novela de horror có[s]mico)—