el-color-surgido-del-espacio-lovecraft

Con motivo del próximo aniversario de la muerte de Lovecraft el próximo viernes 15 de marzo en este episodio del podcast dedicamos un  monográfico a uno de sus relatos más influyentes, El color surgido del espacio, que ha sido tema de actualidad en las últimas semanas debido al anuncio de la adaptación al cine del mismo que protagonizará Nicolas Cage.

Para ello analizaremos las inspiraciones que tuvo Lovecraft al escribirlo, su relación con el corpus de los mitos de Cthulhu, y las películas y obras derivadas que se han basado en él.

Además, traemos el audiorelato en formato audiolibro dramtatizado por la voz del programa, la genial Sonia Chaves, con la colaboración de @Kalzakath1  y @lojuroxtatuaje.

El color que surgió de Lovecraft: Análisis, adaptaciones y dramatización de El color surgido del espacio

Puedes escuchar el podcast en:

La compañía de Elijah Wood, SpectreVision, confirmó hace poco que  Nicolas Cage, adaptará al cine uno de los mejores relatos de Lovecraft: H.P. Lovecraft: The colour out of space, conocido en nuestras latitudes como El color surgido del  espacio o El color que cayó del cielo.

El que será su director, Richard Stanley llevaba detrás del proyecto desde 2011, pero las dificultades para encontrar financiación siempre lo habían ido retrasando hasta que,  en 2015,  SpectreVision se comprometió a producirlo, y finalmente el productor Josh C. Waller anunció que la producción comenzaría a principios de este año.

Seguro que has visto mil películas en las que un meteorito cae en la tierra trayendo un mal de espacio exterior. Por si no te acuerdas, te citaré algunas: Men in blackThe Blob. El terror no tiene forma‘, Slither, u otras en las que, si bien no impactaba, su solo paso por las cercanías de la tierra desataba el caos, como Coherence o la flichornosa película de zombis de los 80 La noche del cometa.

Si bien es cierto que el primero en jugar con esta idea fue  H. G. Wells en  1898 con la archiconocida La guerra de los mundos, también es verdad que en esta historia lo que se daba era una invasión extraterrestre a gran escala, y los seres venían dentro de cilindros, es decir, en artefactos tecnológicos, y no en un meteorito.

Fue Lovecraft quien, quizá inspirado por esta idea, creó una historia en la que un meteorito impactaba en un paraje aislado, causando una tragedia que se manifestaba de forma más progresiva e insidiosa y, por supuesto, mucho más siniestra, corrompiendo a los protagonistas desde dentro.

Aunque lo que sí sabemos a ciencia cierta sobre la inspiración de este relato, por otros estudiosos de su obra, como S. T. Joshi, o Will Murray, y al propio Lovecraft, es que la construcción de un embalse construido en Rhode Island, así como la creación del embalse Quabbin en Massachusetts, fueron el detonante para la idea que el lugar donde transcurre la acción quedara finalmente convertido en un embalse, con inquietantes implicaciones.

Ya te hablé en el primer programa de esta primera temporada del podcast de la curiosa coincidencia entre Lovecraft y una de las teorías que explica los fenómenos forteanos, la teoría de la intrusión, debido a que Lovecraft se basaba en los textos del autor que originó el termino forteano, Charles Fort, y aquí se deja ver esa influencia puesto que otro de los elementos que inspiraron a Lovecraft fue el fenómeno de las “piedras de trueno”, un tipo de luces que caen del cielo descritas en El libro de los condenados, la obra más conocida de Charles Fort.

Otra de las novedades que introduciría Lovecraft en este tópico respecto a H. G. Wells es el hecho de que Lovecraft intentó reflejar en El color surgido del espacio una entidad que fuera lo más alienígena posible, es decir, completamente extraña y ajena a lo humano tanto en su constitución como en su forma de pensamiento, por lo que, basándose en los trabajos científicos de la ciencia de Hugh Eliott, se inspiró en los colores que están fuera del espectro visible.

Así, en lugar de tener como antagonista a una criatura biológica y orgánica, con motivaciones próximas a las de cualquier otra entidad biológica, como en el caso de Wells en el que los marcianos eran la civilización de otra raza del cosmos, Lovecraft nos plantea la existencia de algo tan inclasificable como un Color, una especie de entidad gaseosa, por denominarla de algún modo, aunque sea inexacto, con vida propia.

Si bien, por la naturaleza de la criatura, no es un relato que se pueda enclavar directamente en el corpus de los mitos de Cthulhu, sí que pertenece a este universo, pues transcurre en las cercanías de la ficticia ciudad de Arkham, y aparecen elementos presentes en otros relatos de los mitos, como la insigne universidad   de MIskatonic.

La historia arranca con las pesquisas de un técnico de Boston que tiene que delimitar qué terreno será inundado para crear un pantano.

Esta circunstancia le lleva a interesarse por las habladurías sobre los extraños sucesos acaecidos en una granja abandonada, la granja de los Gardner.

Uno de los lugareños,  Ammi Pierce, le contará que todo comenzó con la caída de un meteorito en las proximidades de esta granja en junio de 1882.

La piedra fue estudiada sin mayores resultados por  la Universidad de Miskatonic. Lo único que puede constatar es que en determinadas condiciones este emitía un espectro visible de un color nunca visto.

En la siguiente cosecha, los cultivos de la granja Gardner comienzan a sufrir anomalías y mutaciones como el gigantismo, y los cultivos se vuelven incomestibles, circunstancia que el granjero  Nahum Gardner atribuye a que han sido emponzoñados por el meteorito. Loa alrededores de la granja comienzan a emitir por las noches una extraña fosforescencia, y los animales de la zona comienzan a tener horribles deformidades. La mujer de Nahum pierde la cordura, y este la encierra en el ático y se aisla del resto del pueblo, siendo las visitas de Ammi Pierce el único vínculo que todavía conectan a la familia con la civilización.

Todos los animales y plantas infectados comienzan a corromperse para acabar convertidos en polvo gris, y la degeneración empieza a afectar físicamente a la familia de los Gardner, hasta que en una de las visitas e Pierce, este descubre el horror que se ha incubado en la granja, cobrándose la vida de los dos hijos del granjero, y tras eliminar en un acto de misericordia a la mujer del granjero, convertida en una aberración por la influencia del color, huye dejando que el propio Nahum sea víctima del horror que se oculta en la granja.

Pierce regresa a la granja acompañado por otros vecinos del pueblo, para descubrir la verdadera naturaleza del mal que ha asolado la granja, que finalmente regresa a las estrellas, pero deja tras de sí parte de su perniciosa influencia, convirtiendo la granja y sus alrededores en lo que, desde entonces, se conocerá como el erial maldito, que será anegado en breve por el pantano, perspectiva inquietante, puesto que Pierce se plantea si la influencia remanente del color no se transferirá a las aguas que será consumidas por miles de personas en los circuitos de distribución de agua potable.

Como suele suceder con Lovecraft, esta obra ha tenido una gran influencia del género fantástico que ha pasado desapercibida hasta que el autor ha conseguido el reconocimiento del que goza actualmente.

Pero esto lo vamos a ver más claro si damos un repaso a las diferentes adaptaciones que se han hecho de esta novela.


Adaptaciones al cine de El color surgido del espacio

 

La primera vez que se adaptó esta historia al cine fue en 1965 con Die monster die, también conocida como El monstruo del terror, aunque su primer título fue Colour out of space, que luego cambió a House at the End of the World pero que al final quedó con el título de El monstruo del terror.

Está protagonizada por un anciano Boris Karloff.

El guionista hace un remix algo loco en el que nos presenta a un joven americano que viaja a la ciudad inglesa de Arkham, donde  Nahum Witley, personaje en el que se mezcla al granjero del relato original con el brujo Whateley de el horror de Dunwich ha desatado un extraño mal sobre el paraje de su mansión a causa de sus experimentos de magia negra, motivo por el que acaba brillando como una bombilla de 5000 vatios.

Debido a las limitaciones técnicas de la época esta adaptación de El color surgido del espacio acaba pareciendo más una de las adaptaciones que Roger Corman hizo de las obras de Edgar Allan Poe que una película lovecraftiana, pero al menos lo intentan metiendo las referencias a los tomos arcanos de magia y enseñándonos algunas criaturillas tentaculares amorfas en la escena del invernadero.

Tiempo después el director de esta película volvería a la carga con la primera adaptación a la gran pantalla de El horror de Dunwich, que tampoco le quedó muy allá.

En 1982 dos genios del terror, George A. Romero y Stephen King, unieron fuerzas para crear un clásico de las películas antológicas de terror, Creepshow, en la que King dio rienda suelta a su obsesión por este relato de Lovecraft, que cuenta entre sus favoritos, y guionizó en incluso protagonizó el fragmento La solitaria muerte de Jordy Verill, en la que un redneck ve caer en su granja un meteorito, del que saldrá una extraña planta que infectará al propio Verrill y a toda su granja.

stephen-king-creepshow

La versión de Stephen King de “El color surgido del espacio”

Algo más tarde, en una época en la que le echaban mucha droja en el Cola Cao, King escribiría otra de sus obras inspiradas por El color surgido del espacio, Los Tommyknockers, que sería adaptada a televisión en 1993 con resultados tremendamente flichornosos.

La siguiente en nuestra lista de adaptaciones El color surgido del espacio es un clásico de videoclub de los 80: La granja maldita, de 1987

A pesar de que es una una clara adaptación de la obra de Lovecraft, su guionista, David Chaskin,  no mencionó a Lovecraft en los créditos.

En 2012 los italianos se lanzaron a la piscina de las adaptaciones de El color surgido del espacio con Colour from the dark, dirigida por Ivan Zuccon, que también ha adaptado otros relatos de Lovecraft como La casa evitada y Reanimator.

En 2010 el germano-vietnamita Huan Vu nos regaló Die Farbe, (El color), que me consta que es una de las preferidas de Neddam, nuestro experto en cine lovecraftiano, y que usaba como recurso, para paliar la falta de medios, rodar la historia en blanco y negro con la única excepción del monstruo de la historia, que es el único que aparece en color.

Para terminar este colorido repaso, solo me queda recomendaros la aplicación para móvil Iclassics, que entre sus títulos nos presenta una versión interactiva de este relato cuya lectura me pareció una experiencia muy interesante, pues combina texto con imágenes, música y animaciones, logrando una experiencia muy inmersiva.

Música del programa

Si te ha gustado el programa y quieres ayudarme a mantenerlo puedes invitarme a un café a través de paypal.

¡Gracias!