clark-ashton-smith-portada

Como me ha pasado frecuentemente con otros libros  catalogados como libros de terror, llegué a este libro tratando de ahondar más en las obras de los principales escritores de los Mitos de Cthulhu. Esta antología de relatos, si bien conecta tangencialemente con dichos mitos, no tiene nada de lovecraftiana, puesto que el tono de Clark Ashton Smith es bien distinto, más alejado del horror cósmico y los personajes angustiados.

Sus protagonistas están a caballo entre los débiles eruditos de Lovecraft y los guerreros poderosos de Reobert E. Howard que espantan el mal a base de hostias hasta hacerlo salir corriendo con los tentáculos entre las piernas.

Hyperborea, de Clarck Ashton Smith (reseña)

Clark Ashton Smith nos narra historias de personajes que no son héroes, pero que en algún momento entran en contacto, bien sea por sus exploraciones para robar antiguos tesoros, bien sea por puro azar durante sus vagabundeos, con los antiguos dioses y criaturas de Hyperbórea.

Si bien en alguno de los relatos de esta antología, como es el caso de El gusano blanco, sí que se hace una concesión al horror cósmico más propio de Lovecraft, los demás son curiosos relatos que harán las delicias de los muy fans de los mitos de Chtulhu, aunque por la forma de narrar de este autor estarán muy alejados del relato de terror, al no crearse tensión ni atmósfera, pareciendo algunos de estos relatos una guía de viajes, en la que se nos describen diferentes lugares de hyperbórea y sus habitantes.

De hecho, narraciones como El relato de Satampra Zeiros recuerdan a una especie de descenso a los infiernos al estilo de Dante, pero en el que se nos muestran elementos de los mitos de cthulhu en lugar de la mitología judeocristiana.

Así, en estos relatos tendremos oportunidad de conocer el origen de elementos clásicos del ciclo mitológico cthuliano, que a posteriori serían utilizados por otros autores, tanto en relatos como en juegos de rol y derivados.

llamada-de-cthulhu-campaña-juego-rol-portada

El Dios Tsathoggua, sus monstruosas semillas informes, y el propio Eibon, que posteriormente sería autor del conocido tomo de los mitos El libro de Eibon, desfilan por estas páginas para deleite de los que somos adictos a los mitos elaborados por Lovecraft y su círculo.

dios-primigenio-mitos-cthulhu-Tsathogghua

Tsathogghua says Hello

Eso sí, como digo, las prodigiosas narraciones tienen más un aire de fantasía de espada y brujería que de terror, aunque posteriormente fueran mencionados en macabras narraciones del propio Lovecraft y autores allegados dándoles un tinte más siniestro.

Gozan también de ese tono impredecible y lírico que les imprime la prosa del autor, que a veces da la sensación de que narra sin tener una historia planificada, hasta que se cansa y termina el relato de forma abrupta e inesperada, y no necesariamente trascendente, lo que para mí es un punto a favor, pues altera a veces la manida estructura de inicio-desarrollo-desenlace, haciendo que en cualquier momento la narración termine con un giro inesperado y absurdo, como sucede en la vida misma.

En resumen un libro recomendado para los amantes de la literatura fantástica y para los completistas de los mitos de Cthulhu, pero en el que encontrarás poco de terror.

Y si te has quedado con ganas de horror cósmico, puedes leer los primeros capítulos de mi novela de humor y terror lovecraftiano Imposible pero incierto aquí.

novela-mitos-cthulhu-y-humor-portada-lovecraft

En ella encontrarás a sectarios desquiciados tratando de despertar a horrores tentaculares para destruir la ciudad de Córdoba, descendientes de los Whateley de Dunwich, criaturas de más allá del tiempo y el espacio, droga Liao, invocaciones a los antiguos, resucitación de cadáveres a partir de sus sales esenciales, y demás elementos de los mitos de Cthulhu.

lista-correo-libros-humor-terror

suscribete-boton-amarillo

 


Si te ha gustado este artículo, quizá te interese: