ficcion-weird-horror-cosmico

Hoy te traigo un post excepcional, de la mano de un invitado, Jaume Vicent, escritor de terror que viene a hablarnos de un subgénero dentro de la literatura fantástica y de terror: la ficción weird.

Este es, además, el primer post del blog escrito por una autor invitado, y se trata de un invitado de excepción, ni más ni menos que el responsable del blog sobre escritura y literatura de terror Excentrya, y autor de la novela de terror Blackwood, piel y huesos (puedes leer una reseña aquí), además de ser copywriter y corrector profesional.

autor-relatos-weird-horror

Te dejo con él sin más preámbulos.

La ficción weird

Supongo que ficción weird es un término un tanto extraño. He rebuscado y leído en cientos de páginas y en cada una de ellas encuentro una definición diferente.

Para algunos es una forma de terror  —normalmente llena de tentáculos, seres con muchos ojos que exudan toda clase de mucosidades—, para otros es una forma de ciencia ficción y los hay que le colocan el término «ficción transgresiva», algo que, a mi entender, no tiene nada que ver.

Yo me voy a centrar en el que para mí, fue el rey de la weird fiction: H. P Lovecraft.

Lovecraft-escritor-ficcion-weird

Portada de la “La sombra fuera del tiempo” en Astounding Stories, otra de las publicaciones en las que escribió Lovecraft

El propio Lovecraft encontró un lugar seguro para su ficción entre las páginas de la maravillosa Weird Tales. Además, él mismo definía en sus ensayos lo que significaba para él este género —o estilo o como quieras llamarlo—. Para Lovecraft se trataba de historias con elementos sobrenaturales y de terror, que no caían en los clichés de fantasmas y en los escenarios arquetípicos de la literatura gótica.

Lovecraft y la ficción weird

Como él mismo escribió en 1927, la ficción weird tiene «algo más que un misterioso asesinato, unos huesos ensangrentados y una forma cubierta con una sábana y arrastrando cadenas». Este tipo de narración representa la persecución de algo indefinible que va más allá de nuestro propio entendimiento, algunas veces provocando la locura, otras la muerte.

escritor-mitos-cthulhu

El relato weird tiene una atmósfera particular. En ella se debe respirar en todo momento la amenaza y el miedo, debe haber una suspensión completa de la realidad y se deben representar unas leyes naturales corrompidas. Esta ficción proviene del lado más abstracto y oscuro de la fantasía tradicional.

Lo desconocido y la amenaza que esto supone para el ser humano normal y corriente es el centro de la ficción weird. Esta amenaza desconocida puede provenir del espacio, del pasado, del futuro y sus causas pueden ser científicas o sobrenaturales. En este tipo de ficción la ciencia es tan peligrosa como la religión.

La ciencia y el terror

Para Lovecraft, que era un escéptico y un materialista convencido, la ciencia podía producir monstruos.

Muchos de los terrores del maestro de Providence provienen de la propia ciencia —y del mar, que le causaba fobia—. Rompiendo las leyes de la ciencia era capaz de crear un ambiente de terror, usando los esquemas propios de la ciencia y las investigaciones que se llevaban a cabo en su tiempo, logró ir más allá de los cuentos de terror tradicionales.

Con la aparición del genio de Providence, el terror ya no era caminar solitario como una nube por un cementerio a la luz de la luna. Desde ese momento, el terror provenía de la sombra de un ser invisible, tan poderoso que su propia cercanía llenaba cada uno de tus pensamientos de terribles criaturas y sufrimientos, capaces de llevarte a la locura.

Desde Lovecraft, el terror, no necesitaba una excusa. Él rompió con el pensamiento gótico; el mal no necesitaba excusas. Las monstruosas deidades de su panteón cósmico no necesitaban un motivo para ser malvadas, lo eran en esencia y sus actos provocaban el caos en la vida humana. Sin embargo, no era por venganza o por odio.

La-cosa-carpenter-monsturo

La imaginería de Lovecraft influyó en el cine de terror moderno, siendo obras destacadas películas como “La cosa”, de John Carpenter

El weird implica una transformación. Es capaz de hacernos ver el mundo desde el punto de vista del monstruo, haciendo que entendamos lo que es imposible de entender. En otros casos, puede que no sintamos al monstruo como monstruo hasta que es demasiado tarde y en algunos relatos, se nos mostrará como nuestra ciencia no sirve de nada, dejándonos desnudos y desprotegidos frente a los terrores que pueblan el universo; mostrándonos nuestras propias limitaciones.

Los personajes del Weird

Por norma general, los personajes de la ficción weird, son personas normales —en muchos casos investigadores— que llegan a lugares desconocidos. Lugares terribles de una antigüedad o una maldad palpable.

Muchos de ellos han visto cosas que le son negadas a los mortales.

Lo que diferencia al personaje weird del resto es ese contacto transformador con lo oculto que hace que se obsesionen. Es ese contacto transformador con lo secreto, lo que irremediablemente les lleva a la muerte o a la locura.

Si ESO existe o no, es lo de menos. Estos personajes han entablado un peligroso diálogo con ESO, ese diálogo es el que los arrastra a cometer actos de maldad innombrable o a perder la cordura. Algunos intentan olvidar ese contacto —algo imposible, claro—, otros se sumergen en el abismo buscando una explicación, luchando por explicar lo que no tiene explicación.

La fuerza de estas historias no está en el terror de la narración, su fuerza radica en los inesperados giros finales. Una buena muestra de esto, son los episodios de Más Allá de Los Límites o Twilight Zone.

Hay que tener en cuenta de qué hablamos. Por norma general los finales de la ficción weird suelen ser más efectistas que efectivos y buscan, simplemente, sorprender al lector.

Quizá este sea uno de los puntos más fuertes de la ficción weird. En mi opinión se trata del género más honrado con el lector y con el escritor, pues no busca perdurar y resonar en los salones de la fama; lo único que pretende es entretener y, en la mayoría de las ocasiones, lo consigue.

Pero, ¿qué es la ficción weird?

La ficción weird es compleja por definición ya que se mueve siempre en los límites. Si yo tuviera que definirla, diría que es un producto refinado de la ficción sobrenatural, del terror en general, pero también de la ciencia ficción y de la ficción especulativa. Usa los parámetros típicos del terror, pero se contamina con elementos de fantasía, ciencia ficción y mitos de todas las culturas posibles.

Este tipo de ficción, en muchas ocasiones, sustituye los elementos sobrenaturales tradicionales por elementos científicos —un experimento fallido— o por viejos rituales religiosos. No duda en utilizar elementos de ciencia ficción, de la fantasía o del terror más puro para desarrollar esa atmósfera especial.

Es por eso mismo, que se mueve en las fronteras de todos los géneros, que resulta casi imposible darle una definición. Un relato puede ser weird para mí y, sin embargo, ser definido como ciencia ficción o terror…

Es muy difícil definir un autor weird puro más allá de Lovecraft y Thomas Ligotti, que son las dos grandes figuras.

thomas-ligotti-ficcion-weird

Sin embargo, es verdad que existe un enorme corpus de autores que han tocado en mayor o menor medida el weird, ya sea en novelas o relatos.

Una visión común

Después de Lovecraft y más allá de su círculo, llegarían unos escritores que compartían una visión particular. Lo que los distinguía del resto es que eran visionarios. En algunos autores, esa visión se muestra en pequeñas pinceladas, sin embargo, en otros arde como una llama que se extiende por cada página.

Estos escritores creen que la obsesión humana por encontrar vida más allá de nuestro planeta está destinada al fracaso. Para ellos esa búsqueda no puede explicarse ni realizarse mediante la ciencia o la religión; debe haber una tercera vía. Debemos encontrar una alternativa para enfrentarnos con los poderes ominosos que pueblan la oscuridad de la galaxia.

¿Creían en lo que escribían? En algunos casos seguramente sí. En otros no buscaban más que entretener al lector, contar historias de ciencia ficción, de fantasía o de terror, pero compartiendo una visión particular del mundo. Para aquellos que sí creían en lo que escribían, sus historias eran una forma de buscar respuestas.

El weird, en todos los casos, representa la búsqueda para entender lo inexplicable, representa nuestra fascinación por lo desconocido.

El alzamiento del dios bizarro

Para muchos, el weird comenzó con Lovecraft. Para estos, el tentáculo es el gran símbolo de este tipo de literatura. Es normal, ya que la ficción weird tuvo su metástasis con la revista Weird Tales y el Círculo Lovecraft —ese grupo que rodeaba a Lovecraft; Robert E. Howard, Fritz Leiber, Clark Ashton Smith, Howard Wandrei y August Derleth—.

Imposible pero incierto

Lovecraft y los tentáculos siempre combinan bien…

El Cícrulo Lovecraft siguió el trabajo iniciado por el genio de Providence y, aunque hicieron sus propias aportaciones al género, apenas innovaron nada.

Hay otros autores, algunos anteriores, que aportaron mucho más a este género. Sin ir más lejos, Frank Kafka, es autor de muchos relatos weird, desde su celebre Metamorfosis, hasta En la Colonia Penitenciaria. De hecho la traducción al inglés de las obras de Kafka supone un antes y un después en la ficción weird. Otros autores como Rabindranath Tagore y Luigi Ugolini, escribieron relatos que podrían definirse como weird.

Aunque en algunas definiciones de weird, te puedes encontrar a Sheridan Le Fanu como padre del weird —algo que no es incorrecto, si nos paramos a pensar en la propia Carmilla, una historia de amor homosexual, con toques de pedofília y de abuso—, para mí el que plantó las semillas del género fue William Hope Hodgson, con su obra La Casa en el Confín de la Tierra, una de las historias que más inspiraron a Lovecraft.

libro-terror-vampiresa

Los nuevos caminos del weird

En los años 70 y 80, Stephen King resucitó el terror —en su más amplia aceptación—. El género llevaba algunos años dormitando —ya sabes que no muere todo lo que yace—, por suerte King dotó al género con nuevos temas, más acordes con la época y la sociedad. Aunque, con el tiempo, se convirtió en una industria, sus primeras obras —sobre todo sus relatos cortos—, están sembrados de temática y elementos del weird más puro.

Sin embargo, si hay que señalar un hito en el weird de los últimos 30 años, es la publicación de Los Libros de Sangre de Clive Barker.

clive-barker-ficcion-weird

Barker trajo un nuevo modelo de literatura de terror. Una literatura más transgresiva, que iba más allá de los terrores terrenales y supernaturales, que ahondaba en la soledad, el aislamiento y la naturaleza misma de los monstruos. Las influencias de Barker son casi imposibles de contar, en su obra maestra En las Colinas, Las Ciudades, podemos encontrar fuertes influencias de la obra de El Bosco, así como detalles surrealistas que se integran con esa «New Age» británica de los 80.

Al mismo tiempo que Barker y Ligotti publicaban sus primeras historias, aparecía una vertiente del weird, lo que podríamos llamar weird urbano o terror urbano, su padre: Ramsey Campbell. Un claro heredero de Lovecraft que supo diferenciarse del resto usando como escenario para sus historias, las roñosas ciudades industriales de Inglaterra.

Monstruo-mitos-cthulhu

Y’Golonac, una de las creaciones de Ramsey Campbell y sus relatos weird

Desde aquí y, a partir de los 90, hubo un gran boom en el terror. Sobre todo en Estados Unidos con la aparición de nuevas vertientes de weird como el Splatterpunk, el naturalistic horror, y el boom de historias sin elementos sobrenaturales, pero repletas de violencia y sangre.

Hoy en día, podemos encontrar una especie de movimiento de New Weird en autores como China Melville. Se trata de una reinvención del modelo de weird de los años 60, usando un modelo más crítico y racionalista del terror, prescindiendo de muchos elementos de la ciencia ficción y de la fantasía y tratando de aportar cierto rigor intelectual.

El weird, en conclusión, ha sido siempre un género —o un estilo— fragmentado, imposible de definir. Puede que, en un futuro —tal y como parece que está sucediendo—, aparezca una nueva generación de autores que se alineen y creen una nueva serie de títulos completamente weird, aportando algo de estabilidad y de cánon.

Sin embargo, si nos basamos en su tradición, será complejo que esto suceda. Tradicionalmente ha sido un género denostado, mal entendido por lectores, críticos y escritores. Ha sido despreciado por ser transgresivo y sádico, imaginativo y extraño, sin embargo, a pesar de los palos, ahí está.

El weird prevalece.

¿Conocías el género? ¿Te parece interesante? Cuéntamelo en los comentarios.

Y si, con tanta ficción weird, se te han abierto las ganas de ficción de los mitos de Chtulhu de Lovecraft…

libro-terror-humor-loevecraft


Y si quieres leer más sobre Lovecraft y su obra puedes:

Y recuerda, si te suscribes…

lista-correo-libros-terror-humor