Ya tocaba continuar con la tercera entrega la serie de entrevistas a autores de ficción absurda y humor para darles visibilidad en la que el mes pasado entrevistamos a Bandinnelli.

sergi-escolano-masters-multiverso

Hoy le toca el turno a Sergi Escolano. Este barcelonés nos cuenta en su su página web su trayectoria literaria, exclusivamente dentro del género humorístico, que comenzó allá por 2004 con la publicación de El virus Elvis.


A esta le han seguido, Somien els enginyers amb ovelles hidràuliques? (¿Sueñan los ingenieros con ovejas hidráulicas?), encargo de El Terrat, escrito junto a Júlia Cot; Con pecado concebido, libro que él define como “novela de humor apocalíptico”; Los gayumbos de Pablo Iglesias y Másters del Multiverso.

Aparte de esto, también ha trabajado como guionista para El Jueves, El Terrat, TVE o el inefable Eduard Punset.

Puedes encontrarlo en Twitter como @eltuiterdelesco

Sus obras oscilan entre el humor y la ficción absurda, al incluir en ellas elementos sobrenaturales como el Diablo o fantásticos, como la posibilidad de vida dimensiones paralelas.

Hoy le he traído al blog, para que nos hable un poco de su obra y de este género literario.

Hola Sergi, para empezar, ¿ficción absurda, fantasía cómica o humor fantástico? ¿Con cuál de estos términos te quedas? ¿O prefieres definir tu género literario de otra forma?

Mi género literario es el humor. A partir de ahí, dependiendo de la novela puede ser fantasía o ciencia ficción o qué sé yo.

La fantasía y la ciencia ficción son herramientas para crear un escenario más proclive al humor.

Hacer humor con situaciones cotidianas en un mundo real es muy difícil, pero si le añades elementos fantásticos y creas nuevas reglas las posibilidades del humor se multiplican. Mis novelas no son exclusivas para el lector de fantasía o ciencia ficción: buscan a cualquier lector que quiere echar unas risas.

¿Piensas que hay alguna diferencia entre estos subgéneros, o son diversas formas de nombrar lo mismo?

En mi caso sí creo que pueden ser lo mismo, pero otros escritores pueden ver otros matices.

¿Cuáles son las características que definen tus novelas dentro de un género?

El humor, la parodia y la crítica social.

Como a todos los que trabajamos la mezcla de otros géneros con el humor, ¿te costó llegar a encontrar cómo se llamaba exactamente lo que tú escribías?

Todavía no sé cómo se llama exactamente lo que escribo. Pero tampoco le doy mucha importancia a la nomenclatura.

¿Cuáles son los autores que más te han influido a la hora de escribir?

Yo diría que el que más me ha influido ha sido Stefano Benni. Es un genio del humor como herramienta para la crítica política y social. Aprendí mucho sobre la parodia con sus libros.

novela-de-humor-stefano-benni

Otros autores importantes han sido Douglas Adams, Christopher Moore, Jasper Fforde, John Swartzwelder, Quim Monzó… Pero no sólo me han influido autores literarios: también los cómics (Mortadelo y Filemón, Dios mío, Superlópez, Astérix…), las películas de Zucker Abrahams Zucker (Aterriza como puedas, Top Secret…) y de Mel Brooks, los Monty Python, las series inglesas que emitían en los inicios de TV3 (The black adder, Alló alló, The young ones, Fawlty towers…).

Hay un montón de influencias. Están por todas partes.

Dado que estos son los temas que tocamos aquí en el blog, ¿cuál es tu libro de humor favorito? ¿Y tu libro de fantasía? ¿Y de terror? ¿Y de ciencia ficción?

Complicada pregunta. Yo diría que mi libro de humor favorito es Cuentos sin plumas de Woody Allen.

De fantasía, La historia interminable de Michael Ende me marcó mucho de pequeño y de mayor me encantaron Ficciones de Borges y American Gods de Neil Gaiman.

No soy lector de terror, pero recuerdo que de crío me moría de miedo leyendo El resplandor. Y de ciencia ficción El fin de la eternidad de Asimov, Un mundo feliz de Huxley y 1984 de Orwell quizás sean los que más me hayan impresionado por sus ideas brutales.

¿Con qué escritor te quedas: Pratchett, Douglas Adams, Christopher Moore, Eduardo Mendoza o ninguno de los anteriores? ¿Si no es ninguno de los anteriores, cuál es tu autor de novelas de humor favorito?

Todos son muy buenos, pero me quedo con Stefano Benni. Por cierto, aprovecho a hacer un llamamiento a las editoriales para que traduzcan más libros suyos al castellano.

¿Cómo llegaste a publicar tu primer libro?

Mi primer libro lo publiqué en catalán (El virus Elvis) y no me di cuenta en ese momento, pero fue una autoedición encubierta, es decir, que tuve que pagar parte (supongo que la mayor parte) de la edición y la editorial no se preocupó por vender ni publicitar el libro. Pero estaba tan ilusionado que no me di cuenta de lo pardillo que estaba siendo.

Con mi primer libro en castellano (Con pecado concebido) decidí que no me autoeditaría ni participaría de otro engaño y tardé 8 años en encontrar editorial. Por suerte encontré una lo suficientemente insensata como para publicar mi novela: Editorial Pez de Plata.

Dado que dicen que lo realmente difícil no es publicar un primer libro, sino repetir la hazaña, ¿cómo conseguiste publicar el segundo?

El segundo (Los gayumbos de Pablo Iglesias) me lo publicaron porque quedé finalista de un concurso de extraña temática: una novela corta sobre los gayumbos de Pablo Iglesias.

El tercero (Másters del Multiverso) lo presenté a Pez de Plata y en seguida decidieron publicarla. Espero que sea una relación muy larga, porque estoy muy contento con esta editorial: miman la edición, no tratan los libros como meros productos y a ti no te ven como un número más. A ver si mi próxima novela también la publico con ellos.

¿Crees que puede llegarse a vivir de la escritura? ¿Vives de la escritura?

Yo vivo de la escritura: de la escritura de líneas de código de programas informáticos. De la escritura literaria me encantaría, pero cuando veo mis royalties me doy cuenta de que es muy difícil vivir de esto. Hace tiempo tenía la esperanza de poder dedicarme a escribir. Ahora me lo tomo más como un hobby. Un hobby muy gratificante de todas formas.

¿Cómo es tu proceso creativo? ¿Cuáles son tus fuentes de inspiración, de dónde has de dónde has sacado las ideas para tus libros?

En algún momento se me ocurre una idea general. Por ejemplo, en mi último libro era un perdedor viajando por el multiverso. Entonces voy pensando con esa premisa, qué situaciones podrían provocar la risa, qué gags se podrían hacer y los apunto en el móvil, porque siempre se me ocurren cuando no estoy delante del ordenador.

A partir de ahí intento montar una historia en la que se den esas situaciones que faciliten el gag y que además sea todo coherente y tenga un buen final. El final lo suelo definir al principio del proceso, pero el camino hasta ese final no tengo ni idea de por dónde va a ir hasta que no me pongo a escribir. Quizás no sea un método muy ortodoxo, pero creo que me funciona.

¿Cuándo y dónde escribes?

Escribo en un pequeño escritorio que tengo en el comedor de mi piso (la vida en Barcelona no da para pisos con despacho), cuando mi familia se va a dormir. Más o menos de 11 de la noche a 2 de la madrugada. Y siempre que Netflix no me tiente con sus frescos racimos.

¿Qué opinas de la autoedición? ¿Y del estado actual del mercado editorial en España?

Creo que, si ya es difícil con los medios de una editorial llegar al público, con la autoedición lo veo todavía más complicado. A no ser que ya se tenga una buena base de seguidores en redes sociales, como en los casos de Ángel Sanchidrián o Sergio S. Morán, entre la infinidad de libros que hay por el mundo (autoeditados y no autoeditados) es muy poco probable que el tuyo llegue a venderse fuera de tu círculo personal. Puede que suene la flauta, pero es muy improbable.

Eso sí, si alguien se autoedita que al menos pague unos servicios profesionales de edición y corrección. Que a veces duelen los ojos de ver algunas autoediciones.

El estado actual del mercado editorial en España: triste. Las editoriales grandes consideran el libro como un producto, igual que podría ser un tornillo o una crema antiarrugas.

No buscan la calidad sino las ventas. Y para vender, mejor publicar a gente mediática: youtubers, influencers, concursantes de OT, presentadores, opinadores… y si no saben escribir ya lo escribirá otro por ellos. Para dar una pátina de credibilidad les dan premios y salen loas en los medios de comunicación. Y los lectores ocasionales son cómplices de estas editoriales. Por suerte queda una aldea de irreductibles editores que publican lo que consideran que tiene calidad. Claro que quieren vender, y merecerían vender más, pero tienen más dignidad. Y no hablo más porque me enciendo.

¿Cuál es el último libro que leíste? ¿Cuál será el próximo?

El último fue Niños listos como serpientes de Javi Guerrero, una joya del humor cafre. Ahora estoy leyendo Elantris de Brandon Sanderson. ¿El próximo? Pues no sé, lo suelo decidir cuando cierro el anterior.

¿Qué es lo más gratificante que te ha pasado como autor?

Muchas cosas. Sin duda lo mejor son las amistades nuevas que he hecho con editores, lectores y autores.

Conocer a escritores como Pablo García Maeso, Sergi Álvarez, Abel Amutxategi o Bandinnelli, a editores como Jorge Salvador Galindo (Pez de Plata), Hugo Camacho (Orciny Press) o Pilar Márquez (El Transbordador) o a lectores y libreros a los que desgraciadamente no puedo nombrarlos todos (en gran parte porque tengo una memoria efímera para los nombres) es un lujazo. También participar en presentaciones o festivales como el Celsius y que, increíblemente, haya gente que ha ido para escucharte es una sensación maravillosa.

¿Y lo peor?

No se me ocurre.

¿Lees a otros escritores de ficción absurda o de humor que escriban en castellano?

Hace un tiempo pensaba que estaba solo. Veía que en otros países escritores como Pratchett, Adams o Benni vendían millones de libros de humor y aquí parecía no haber nadie.

Nada más lejos de la realidad: hay unos cuantos escritores de humor de mucha calidad. Pero desgraciadamente, salvo alguna excepción, son desconocidos para el gran público porque sus editoriales no tienen los medios (es decir, la pasta) para llegar hasta él. Y seguro que hay más, escondidos en editoriales ínfimas o autoeditados. Espero que algún día puedan tener visibilidad.

Sólo con los cuatro que he nombrado antes podrías tener unos abdominales de tanta risa que ni Cristiano Ronaldo.

¿Qué libro le recomendarías a alguien que quiere iniciarse en la fantasía humorística?

Para iniciarse, de ciencia ficción la Guía del autoestopista galáctico de Douglas Adams puede ser un buen comienzo. De fantasía, Buenos presagios de Pratchett y Gaiman.

¿Crees que en nuestro país ha habido tradición de escribir este género, o ha estado desierto hasta hace unos años?

Supongo que tradición siempre ha habido. Lo que no ha habido (ni hay) es visibilidad.

En este país el humor es un género menor, a la altura del chascarrillo. La literatura es otra cosa y el humor es el pariente pobre. Y las editoriales, excepto las pequeñas, no se quieren arriesgar con el humor. A ver, que a Dario Fo le dieron un premio Nobel y escribía humor, entérense. Bueno, también se lo han dado a Bob Dylan, quizás no sea un buen ejemplo de premio prestigioso.

Mientras en las estanterías de las librerías los únicos libros de humor tengan en la portada la cara de algún presentador o personaje mediático, o sean libros de autores extranjeros ya superventas, la batalla está perdida. El año pasado Pez de Plata inició una colección de humor de autores españoles. No creo que veamos a Planeta o a Penguin Random House Mondadori de todos los santos hacer algo tan arriesgado.

¿Cuál será tu próximo proyecto?

Inventar un arma definitiva para dominar la Tierra y… ah, te referías a proyecto literario. Una novela negra de vampiros. De humor, por supuesto. O eso estoy intentando.

Muchas gracias por tu tiempo.

Gracias a ti por darnos voz.