Hoy quiero hablarte de un concepto muy interesante a caballo entre el esoterismo y la teoría de la conspiración, los Arcontes del Destino, y de por qué lo encuentro tan interesante, hasta el punto de que decidí incluir a los Arcontes como antagonistas ocultos en una novela.

arcontes

Así que, si quieres saber quiénes son los Arcontes y por qué algunas teorías conspiranóicas dicen que ellos dominan tu vida, sigue leyendo este artículo.

Ya te conté, en este artículo en el que hablaba de novelas que ocultan mensajes secretos, que había intentado incluir en mi última novela varios niveles de lectura.

En el más profundo quise plasmar cuáles son los verdaderos poderes que rigen nuestra realidad, según algunas teorías esotéricas y de conspiración, de forma que solo aquellas personas iniciadas en estos temas pudieran darse cuenta, sin que ello afectara a la lectura normal de la novela.

Y es que, muy en el fondo, La lógica de lo absurdo habla de la lucha entre seres extradimensionales que los humanos perciben como divinidades desde el inicio de los tiempos, pero que en realidad son otra cosa, y que usan a la humanidad a su antojo.

Dentro de la novela se establece un conflicto entre La Diosa Madre o Dama Blanca, que es la entidad que se oculta según algunos investigadores detrás del fenómeno de las apariciones marianas (y que parece que a veces favorece a la humanidad), y los Arcontes del Destino, Seres de otras dimensiones que manejan el poder real de nuestro mundo y que usan a los humanos como ganado, pues se alimentan de todas sus emociones negativas y energía vital.

Pero, ¿de dónde saqué el concepto de los Arcontes?

Mi primer contacto con los Arcontes

La primera referencia a este extraño concepto la tuve a partir del juego de rol Kult.

kult-arcontes

Este es un juego de rol de terror (a mi juicio el segundo mejor que existe tras La llamada de Cthulhu) que nos presenta un universo de terror postmoderno con elementos del splatterpunk de Clive Barker y una cosmogonía extraída del gnosticismo.

En dicho universo Dios, conocido como el Demiurgo, ha abandonado la realidad, que es una especie de matrix creada para aprisionar a los humanos, y su reverso oscuro, Astarot, ha entrado en conflicto con los ayudantes del demiurgo, los Arcontes para tratar de llevar el infierno a la tierra.

Pero no había indagado más en este concepto hasta mucho después, pensando que solo se trataba de una invención de los creadores del juego.

La segunda vez que encontré el concepto me llamó mucho la atención, porque me sonaba del juego de rol, y decidí investigar qué había detrás en el conocimiento esotérico.

Fue mientras me documentaba para la La lógica de lo absurdo, pero tuve que ampliar dicha investigación debido al encargo que me hizo Editorial Luciérnaga para escribir Seres de otra dimensión.

Dicha referencia la encontré en una escueta mención del investigador Salvador Freixedo en su libro Defendámonos de los dioses, en el que desarrolla un concepto ligado a la teoría de la intrusión, los seres extradimensionales, que tiene mucho que ver con el concepto de Arcontes.

libro-arcontes-freixedo

En este libro Freixedo nos habla de su hipótesis, basada en la comparación de textos religiosos de distintas culturas, como la Azteca y El antiguo testamento, que a su vez contrasta con el fenómeno OVNI, viendo que existen muchas similitudes entre las epífanías religiosas y los encuentros con supuestos extraterrestres.

Así, el llega a la conclusión de que los dioses de la antigüedad son lo que hoy conocemos como OVNIS, y en otros tiempo se conocieron como apariciones divinas.

De acuerdo con la teoría de la intrusión, y según Freixedo, en realidad no son ninguna de estas cosas, sino que son otra cosa, pero nosotros los interpretamos según nuestras creencias y contexto histórico-cultural.

En este libro, Freixedo menciona que estas entidades extradimensionales, como el las llama, encajan con el concepto planteado por John Baines en la segunda parte de su libro Los brujos hablan:

«Según Baines, “Los arcontes son seres temibles, no porque sean malos, si no por su severidad fría e inexorable en la manipulación del sapiens (hombre)…

Estos jueces ocultos provocan, por ejemplo, sin piedad alguna en sus corazones, una guerra mundial en la cual mueren millones de personas. Para ellos estos difuntos no tienen más valor que el asignado por el sapiens a los miles de animales que sacrifica diariamente para alimentarse».

Este concepto me fascinó, y decidí que unos seres tan terribles tendrían que ser los antagonistas de mi novela.

Por ese motivo quise profundizar más en el concepto de los Arcontes.

¿Qué son los Arcontes?

En primer lugar, si analizamos el término, vemos que la palabra Arconte es una palabra griega que se usaba para designar a los dirigentes del gobierno de las ciudades, a los magistrados, por lo tanto podemos ver que vendría a significar algo así como “los dirigentes” o “los gobernantes”.

Aparte de este significado etimológico, en el esoterismo esta palabra tiene otro significado.

Veamos cuál es ese significado esotérico de los arcontes y de donde procede.

El gnosticismo: el origen de los Arcontes

gnosticismo-arcontes-en-arte

The ancient of days, de William Blake

El significado esotérico de los arcontes viene del gnosticismo, una rama del cristianismo mistérico que en realidad era un sincretismo de muchas corrientes religiosas, esotéricas y filosóficas.

El gnosticismo se desarrolló entre el siglo I antes de Cristo y el siglo IV después de Cristo.

Esta filosofía se basaba en que el ser humano no se salvaba mediante la fe ni mediante la acción divina, sino mediante la gnosis, el conocimiento introspectivo de lo divino.

Por lo tanto, los gnósticos pensaban que el ser humano puede salvarse a sí mismo, motivo por el que fue considerado una herejía por las corrientes ortodoxas del cristianismo.

El gnosticismo creía en la dualidad entre el espíritu y la materia, por lo que pensaban que, por un lado, existía la divinidad, que era algo inalcanzable e incomprensible, y por otro lado, el mundo material, que estaba regido por El demiurgo, una especie de aspecto que emanaba de la divinidad y que era el creador del mundo material y el Arconte mayor.

Por lo tanto, para los gnósticos, el Demiurgo y sus Arcontes, al pertenecer a la materia, eran lo imperfecto, lo degradado, el mal, lo opuesto al espíritu, y su misión era atar a los humanos a lo material para evitar que conocieran la divinidad mediante la Gnosis.

Hasta hace relativamente poco se tenía poca información sobre el gnosticismo, y lo que se conocía provenía principalmente de ciertas escrituras cristianas, como el Evangelio de Juan y el Libro de las Revelaciones.

Sin embargo, todo esto cambió en 1947 con el descubrimiento de unos misteriosos manuscritos.

La biblioteca de Nag Hammadi y los Arcontes

En 1945 Ali Samman, mientras buscaba fertilizante natural para sus cultivos, encontró un ánfora que contenía unos manuscritos, hoy conocidos como los manuscritos de Nag Hammadi.

codices-Nag-Hammadi-arcontes

Los códices de Nag Hammadi que contienen la Hipóstasis de los Arcontes.

El códice de Nag Hammadi consta de de 13 libros, y es llamado así porque se encontró en la zona de Nag Hammadi, donde se fundó el primer templo cristiano de la historia en el año 320.

Y es concretamente gracias a uno de estos manuscritosla Hipóstasis de los Arcontes (contenido en el tratado 4 del códice II) que sabemos toda la información esotérica sobre los Arcontes del Destino.

El título podría traducirse por «la realidad de las potestades», y sería una especie de Génesis verdadero, una reescritura del génesis que nos narra cómo fue en realidad la creación y cuál es la naturaleza de los verdaderos poderes que dominan el mundo material que serían los Arcontes o sea, los dominadores.

Posteriormente en el cristianismo quedaría un poso de herencia de gnosticismo, y algunas figuras del cristianismo hablarían de los gobernantes del mundo, un concepto que al que se hace referencia por ejemplo en la Primera Carta a los Corintios de San Pablo .

Así, hay quienes interpretan que la referencia de Jesucristo a Satanás como Príncipe de este mundo hace alusión en realidad al Demiurgo y sus servidores, los Arcontes: el Demiurgo sería Lucifer, rey del mundo terrenal y de las mentiras, y sus servidores, los ángeles caídos, se identificarían con los Arcontes.

Hay quien también identifica la figura de los Arcontes en el islam a través de los djinns o jinas.

Los Arcontes y la teoría de la conspiración

conspiracion-reptiliana-arcontes

Muchos investigadores y esoteristas han visto en estos Arcontes a seres de otra dimensión, según unos, alienígenas, según otros, que dominan nuestro mundo desde las sombras.

Interpretan los textos gnósticos como evidencias de que estas entidades son seres inorgánicos de otras dimensiones que parasitan a los seres humanos, y que existen en nuestra realidad desde antes de la aparición de la humanidad.

Según ellos, los gnósticos, gracias a sus ejercicios espirituales con los que intentaban alcanzar la gnósis, expandieron su conciencia conectando con los Arcontes mediante a estados alterados de conciencia, y así fue como descubrieron la existencia de estos gobernantes ocultos del mundo.

Sin embargo, los Arcontes no pueden actuar físicamente en nuestra realidad, por lo que nos manipulan de forma indirecta.

Ellos serían los responsables de que el ser humano esté continuamente creando conflictos y guerras;  serían los responsables de todas las emociones y actos negativos y aberrantes de la humanidad.

¿Por qué? Porque así evitan que el ser humano evolucione espiritualmente para descubrir su propia naturaleza divina que le permitiría liberarse de las ataduras a lo material y del miedo, que son las principales limitaciones que le atan a este mundo ilusorio que sería la realidad material.

Algunos teóricos incluso afirman que estos Arcontes se alimentan u obtienen placer de la energía mental que emana el ser humano cuando se encuentra en estados alterados de conciencia causados por emociones negativas como dolor, angustia o terror.

Por lo tanto, estas entidades nos manejarían a conveniencia como si fuéramos ganado.

Esta tesis encajaría en parte con la teoría de la intrusión que afirma que los fenómenos paranormales y los sucesos forteanos son en realidad manifestaciones de seres de otras dimensiones que, bajo determinadas condiciones, irrumpen en nuestra realidad por tiempo limitado interactuando con nosotros de formas que no podemos comprender generando todos los hechos inexplicables.

A partir de aquí, cada investigador arrima el ascua a su sardina.

Así, hay investigadores del fenómeno ovni que identifican a los arcontes con extraterrestres grises, y otros afirman que estas mismas entidades no sin si no seres de otras dimensiones, o incluso demonios.

Otros conspiranóicos vinculan a los Arcontes con las sociedades secretas y criptogrupos que, según ellos dominan el mundo.

Así, aristócratas y dirigentes políticos y económicos pertenecerían a este tipo de grupos, bien sean masones, Iluminati, el criptojudaismo o los integrantes del club Bildelberg que estarían influidos a nivel consciente o subconsciente, según la fuente, por los Arcontes, que dominarían todas sus decisiones creando un nuevo orden mundial.

Y aquí ya se abre el abanico a toda suerte de especulaciones, puesto que esta nobleza negra corrupta que serviría a los arcontes nos manipularía mediante:

  • los medios de comunicación
  • la cultura
  • las adicciones
  • el egoísmo
  • implantes (ya sean tecnológicos o etéricos) insertados en el nacimiento o mediante abducciones.
  • el entretenimiento
  • el sistema educativo
  • las guerras
  • La reencarnación que nos haría olvidar nuestra verdadera naturaleza como almas inmortales al borrar la sabiduría de vidas pasadas.
  • las religiones
  • las vacunas
  • los chemtrails 

y muchos más medios, para que continuemos apegados a la realidad material mediante el miedo, el sufrimiento y las emociones negativas que nos impiden evolucionar espiritualmente.

Hay incluso quienes vinculan a estas élites manejadas por los Arcontes el satanismo, la desaparición y el tráfico de personas, las redes de pederastia, las snuff movies y el abuso ritual.

Incluso hay autores, como David Icke, que vincula el tema de los Arcontes con los reptilianos.

Tipos de Arcontes según la mitología conspiranóica

Como ves, este tema da para mucho, y pueden crearse mitologías enteras según el enfoque con el que se investigue el fenómeno.

En la rama que sostiene la existencia de los arcontes más influenciada por la ufología clásica existe toda una mitología en la que hay todo un panteón de estos seres que mantienen jerarquías entre sí, una sistematización similar a la que hace la demonología tradicional con Satán y sus huestes.

A este conjunto de los Arcontes y sus servidores se le llama a veces la “Alianza de la Oscuridad” y está compuesta por:

  • Draconianos: estarían en la cúspide, y se les identifica con el Satanás cristiano por analogía y por su apariencia.

arcontes-draconianos

  • Reptilianos: humanoides con forma de reptil o lagarto, que pueden o no adoptar forma humana, según la versión, y que son servidores de los draconianos. Algunos los identifican con los Anunnakis de la mitología sumeria.
  • Insectoides: humanoides parecidos a insectos.
  • Los grises: serían obreros y servidores de las tres razas anteriores y se dividirían en grises pequeño y grises grandes.

Los Arcontes y los mitos de Cthulhu

Y no podíamos terminar en este blog sin sacar a mi escritor de terror favorito, H. P. Lovecraft.

Pero, ¿Qué diantres tiene que ver Lovecraft con los arcontes?, te estarás preguntando.

Pues sí que algo tiene.

Puesto que Lovecraft se documentó para crear sus mitos de Cthulhu en textos esotéricos y en personajes reales, hay quien afirma que en realidad contactó con estas entidades, y que los dioses exteriores y los primigenios de los mitos de Cthulhu son en realidad representaciones de los Arcontes.

cthulhu-lovecraft-necronomicon-y-los-arcontes

Esta idea tan loca ha calado en algunos sectores del mundo del misterio apoyados por el falso mito de que Lovecraft conoció a al ocultista Aleister Crowley, aprovechando el hecho de que Crowley sí que conociera a la esposa de Lovecraft para para perpetuar el bulo de que el Necronomicon es real, lo que ya desmentí con datos en este artículo.

Espero que el tema de los Arcontes del Destino te haya resultado interesante.

Si quieres una lectura entretenida en la que los Arcontes son los antagonistas ocultos sin arriesgarte a comprar un libro que no te guste, puedes echarle un vistazo ahora mismo a los primeros capítulos de La lógica de lo absurdo aquí.